Videovigilancia en retail: De la observación a la gestión, por Hikvision

Por José Luis Periñan. Dpto Técnico de Hikvision.

El sector de la videovigilancia ha experimentado en las últimas décadas una transformación radical. Uno de los sectores en los que realmente podemos hablar de un cambio de paradigma, es el retail.

Jose Luis Periñan
Jose Luis Periñan

Si tradicionalmente se empleaban circuitos cerrados de televisión para evitar hurtos o robos y era necesario destinar una cantidad de recursos relativamente alta para pequeños establecimientos; a día de hoy, podemos contar con sistemas sencillos, fáciles de instalar y mantener, que ofrecen mucho más que la mera observación del establecimiento.

Gracias a las nuevas gamas de cámaras es posible cubrir todo un establecimiento con un solo dispositivo (Fisheye); conseguir una imagen clara y nítida incluso en las peores condiciones de luminosidad, ya sea por el alto contraste – como suele ser el caso de las entradas al recinto – (Lighfighter con WDR 140dB)  o directamente por la falta de luz en el área (Darkfighter); contar el número de personas que acceden a un local (Conteo de Personas) o identificar las matrículas de los vehículos que acceden a un parking (LPR).

Retail

Además, los grabadores de video permiten la integración de otro tipo de equipamiento como son los terminales de punto de venta (TPV/POS). De esta forma, no solo se graban imágenes sino que es posible enriquecerlas con información relevante para la obtención de estadísticas de consumo (ventas por empleado y caja, productos más y menos vendidos, perfil de cliente por rango de edad y sexo…).

La integración también permite detectar eventos concretos como pueden ser: ventas fuera del horario comercial, devoluciones, transacciones por encima o por debajo de determinadas cantidades… ya sea para activar determinadas alarmas o realizar grabaciones por evento; o simplemente para realizar búsquedas en función de alguno o algunos de los parámetros indicados.

Para gestionar toda esta información, las nuevas plataformas inteligentes de Hikvision – Blazer Express y Blazer Pro – combinan, en un solo equipo físico, las imágenes y las funciones de Business Intelligence (conteo de personas, mapas de calor, estadísticas de venta, etc.). La información queda centralizada en un sistema seguro que combina iVMS + Servidor + Grabador y que cuenta con doble respaldo de almacenamiento, para mayor seguridad.

Desde un único interfaz, al que pueden tener acceso diferentes usuarios con distintos tipos de permisos, es posible controlar todas las áreas vigiladas, gestionar las alarmas, tanto su estado en tiempo real como el histórico, recuperar imágenes de la entrada de un vehículo concreto en el recinto o analizar las zonas con mayor interés para los clientes.

Este artículo también puede consultarse en el número de julio/agosto de CUADERNOS DE SEGURIDAD.